Errores del servicio de Google Translate provienen de los algoritmos autodidácticos de traducción

Cada día en los medios de comunicación aparecen más artículos sobre los errores en la traducción de textos hecha con la ayuda del servicio de Google Translate. Así algunos periodistas han descubierto que la frase “Putin iba en un “Kalina” amarillo” la traduce el servicio al inglés como: Putin went on yellow Mazda. ¿Por qué aparecen estos errores? Una respuesta detallada la ha dado el gerente del desarrollo comercial de la compañía Google Chewy Trewhella en la entrevista al periódico ruso “AiF”.

Según Trewhella, el servicio Google Translate hace la traducción mecanizada utilizando las últimas tecnologías. A cambio de otros tantos sistemas de traducción automatizada existentes en actualidad, Google Translate no se basa en la comprensión de las reglas de algún idioma, lo que supone un importante trabajo adicional con los diccionarios y manuales gramaticales de los lingüistas y especialistas en IT. El sistema de Google Translate crea una base de un millón de palabras que se componen en textos de un idioma con los ejemplos de traducción de estos textos, hechos con anterioridad. Al disponer de esta multitud de ejemplos de frases y sus correspondientes traducciones, Google Translate aplica el análisis estadístico autodidáctico para crear modelos de traducción. Este algoritmo autodidáctico es precisamente el que a veces puede provocar la aparición de errores en la traducción, como por ejemplo, es el caso de la marca del vehículo que conducía el presidente ruso Vladimir Putin.

El vocabulario léxico en diferentes idiomas y su traducción se compone de varias fuentes – desde los blog hasta la documentación oficial. Según Trewhella, los documentos de los organismos gubernamentales, como la Unión Europea y la ONU son unas de las mejores fuentes del vocabulario para el servicio Google Translate. Su principal ventaja consiste en la existencia de una traducción de muy alta calidad así como disponibilidad en varios idiomas.

Por ejemplo, la Unión Europea traduce sus documentos a 23 idiomas. Para los países pequeños (como Letonia), cuyo idioma no es muy popular en la red, la mayor parte de la información necesaria Google Translate la obtiene precisamente de la documentación oficial. Los libros son otro recurso importante para el desarrollo.

Chewy Trewhella asegura que Google no dejará de trabajar para desarrollar y perfeccionar su sistema de traducción y muy probablemente pronto aparecerán en el mercado algunos servicios que hace unos años parecían de pura fantasia.